¿Ruido? no, gracias

El diccionario de la Real Academia de la Lengua define ruido como un “sonido inarticulado, por lo general desagradable”.  Podríamos decir que el ruido es, básicamente, aquello que no se quiere oír.

En un ambiente de trabajo de oficina la presencia de cierto nivel de contaminación acústica es algo que afecta tanto a la productividad como a la generación de un entorno agradable en el que los empleados pasan varias horas al día. En un aula la existencia de ruido puede ser determinante para que ni el profesor logre explicar ni el alumno entender lo que allí se está diciendo. En un restaurante un exceso de ruido arruina el más exquisito de los platos.

moi, techo acustico interiorismo valladolid

En zonas comunes de aularios es fundamental la adecuación acústica

La calidad acústica de un local es algo a lo que, generalmente, no le damos la importancia necesaria hasta que es demasiado tarde. El más maravilloso de los locales o la más espectacular de las oficinas se convierten en lugares inhóspitos si con la presencia de personas hablando se transforma en una jaula de grillos en la que no eres capaz de escuchar claramente a tu interlocutor porque oyes la conversación del tipo que está en la otra punta mezclada con la algarabía general de la sala.

moi acustica

En hostelería el confort acústico es vital

Este ruido se provoca porque en ese recinto hay un excesivo tiempo de reverberación. Este TR se define como el tiempo que transcurre entre que se interrumpe la recepción directa de un sonido y la recepción de sus reflexiones. Nos interesa la recepción directa, no la repetición rebotada de esa emisión.

Esquema de reflexión sonora

Esquema de reflexión sonora

El sonido no es más que la propagación de oscilaciones de la presión del aire que nuestro oído transforma en ondas mecánicas. Es decir, las ondas sonoras se comportan de una forma muy similar a la luz y cuando emitimos un sonido, al chocar contra una superficie puede ser reflejado y/o absorbido.

Adecuación acústica en oficinas

Adecuación acústica en oficinas

En auditorios o aulas se busca una reflexión controlada del sonido para que llegue facilmente desde el emisor a todos los puntos de la sala. Sí, hemos dicho controlada…

Pero cuando en una sala hay materiales no absorbentes como puede ser un suelo porcelánico, una pared desnuda o, peor aún, un paño de vidrio, el sonido comienza a rebotar en los paramentos y esas ondas sonoras rebotadas se mezclan con las ondas sonoras emitidas y, además, se propagan anárquicamente por toda la estancia. Es entonces cuando se genera ese insoportable ruido.

Hay diversas formas de actuar contra esta situación y todas pasan por colocar zonas de absorción acústica. Estas zonas lo que hacen es “atrapar” esas ondas sonoras para impedir que reboten y sigan estando presentes. El punto óptimo para realizar esta absorción es el techo ya que abarca toda la superficie y, por lo tanto, recoge esas molestas ondas rebotadas en toda la sala por igual.

El techo es el punto óptimo para actuar

El techo es el punto óptimo para actuar

Una inversión en un techo acústico de calidad es invertir en confort, productividad, rentabilidad y, además, estética.

En MOI hemos hecho instalaciones de techo acústico con perfilería oculta y desmontables que permiten tener un fácil acceso a las instalaciones y ofrecen una calidad acústica excepcional.

techo acustico moi interirismo valladolid

Situación complicada con mucha superficie reflectante solucionada con techo acústico

En una oficina con un buen techo acústico se trabaja más y mejor. En un bar o restaurante con un buen techo acústico se está mejor lo que incrementa el número de clientes. En una sala de espera, en un auditorio, en una consulta, en un aula… en todas las situaciones el confort acústico es aquello que no se ve ni se siente pero que cuando falla la habitabilidad es un desastre y la estancia en esa sala un suplicio.

Hasta hoy ningún cliente con un problema de ruido en su local no se ha quedado asombrado de lo que es capaz de conseguirse con un techo absorbente acústico. El antes y el después de su instalación es verdaderamente sorprendente.

Seguramente todos tenemos en mente algún local con este problema. ¿No sería mucho mejor solucionarlo? en MOI sabemos cómo.

 

Deja un comentario